Widgets Magazine

La británica Adele volvió a ser la vedette en la quincuagésima novena edición de los Grammy, al llevarse los 5 premios en los que competía, incluyendo “mejor álbum del año”; “Mejor grabación del Año” y “Mejor Canción del Año”, por Hello, que la escuchamos de fondo.

Otro que brilló en la noche musical fue el desaparecido David Bowie, quien fue galardonado con 5 gramófonos en los renglones de “Mejor canción Rock”, mejor actuación rock y mejor música alternativa, además de conseguirlo por ingeniería musical y mejor diseño de empaque.

Entretanto, los mexicanos Jesse y Joy alcanzaron su primer Grammy de la historia por el mejor álbum pop latino.

Con información de Ronald Uribe/DP