Widgets Magazine

Al menos 10 personas murieron y otras 38 se encuentran desaparecidas tras una inundación a causa de una intensa lluvia que ocurrió ayer en las provincias de Jorasán Razaví y Golestan en el norte de Irán.

El director ejecutivo de la organización humanitaria Creciente Roja de la provincia Jorasán Razaví, situada en el noreste del país, Moytaba Ahmadí, informó hoy de que “ocho personas perdieron su vida y otras 38 están desaparecidas”, según la agencia oficial iraní de noticias IRNA.

De los ocho muertos, “cinco pertenecen a la localidad de Kalat, dos a Dargaz y una a Neyshabur”, detalló Ahmadí.}

Asimismo la intensa lluvia que comenzó desde el jueves y continuó hasta el viernes provocó inundaciones en la provincia de Golestán, en el norte del país y acabó con la vida de dos personas en las localidades de Ali Abad y Dashly Borun, mientras que otras dos personas se encuentran desaparecidas.

Con información de Globovisión.

AVG