Widgets Magazine

Tras 35 años de prohibición, Arabia Saudí levantó este lunes su veto a la instauración de salas de cine.

La medida forma parte de las reformas culturales impulsadas por el príncipe, Mohamed bin Salmán, el cual prometió en octubre una Arabia “moderada”, que practique un islam “tolerante y abierto”.

El gobierno Saudí afirmó que comenzará a otorgar licencias de explotación cinematográfica inmediatamente y las primeras salas podrían inaugurarse en marzo.

La medida de apertura de cines también busca impulsar los gastos en ocio y cultura del reino, ahora que su economía se tambalea con la caída de los precios del petróleo.


Alberto Domínguez