Widgets Magazine

La Asamblea Nacional de Venezuela presentó el foro  “Arco Minero y su impacto a la salud de los venezolanos”. Todo esto fue realizado con el fin de alertar sobre los efectos biológicos, psicológicos y sociales de la explotación minera del Orinoco.

De esta forma el miembro del equipo nacional de Gremios de        Voluntad Popular, Doctor Jesús Peña, aseguró que las consecuencias sobre la población adyacente a la zona son de carácter tóxico e infeccioso.

“Tenemos personas con intoxicaciones crónicas por metales pesados, donde el principal contaminante es el mercurio, el cual está condicionado con efectos sobre el sistema nervioso central y está relacionado con el retraso mental y el autismo. La población inmersa en estas zonas mineras está afectada por estos tóxicos, pero también por infecciones. Hemos visto el repunte de enfermedades como la malaria, dengue y el zika, las cuales están relacionadas con la mala disposición de las aguas producto de la actividad minera”, recalcó Peña.

El otorrinolaringólogo hizo un llamado a sus colegas a hacer eco de estas denuncias y evitar que este tipo de enfermedades se propague por el resto del país.

“Vemos un impacto; no solo a nivel económico, sino en la salud de los ciudadanos. En Venezuela ha aumentado a más del 1000% los niveles de malaria desde el año 2000 y están relacionados con la actividad minera. Ante esto, encendemos una alerta para evitar que estas consecuencias sigan afectando a la población”, agregó el doctor Jesús Peña.

El diputado y responsable nacional del Gremio de la tolda naranja, Rafael Veloz, reiteró que “el régimen de Nicolás Maduro no tiene potestad para aprobar concesiones que pongan el peligro a la ecología, la fauna y el oxígeno de mundo”.

A su vez, Veloz, denunció la falta de información en cuanto a la explotación de minerales como el oro, el diamante y e coltán en suelo venezolano.

Rafael Veloz también agregó que “Recordemos que el Arco Minero del Orinoco es una extensión de tierra que equivale a lo que es Cuba, Bulgaria, y dos veces República Dominicana. Venezuela no aparece en los registros de países productores de oro, por lo cual, no hay ningún tipo de controles. Por esta razón, prevenimos a estas personas que serán sometidas ante la Ley Penal del Ambiente cuando se restablezca el Estado de derecho en Venezuela”.

El diputado y responsable nacional de Gremios de la tolda naranja, aseguró que el territorio del Arco Minero está controlado por bandas de delincuencia organizada que someten a los habitantes de la zona.

“Se dan formas de esclavitud donde, si encuentran a alguien robando, le cortan las manos. Esas personas llegan a los hospitales con efectos de sometimiento en materia de esclavitud. La delincuencia organizada tiene todo el control y la Fuerza Armada no puede entrar porque la extensión le corresponde un 12% a Venezuela. Desde la Asamblea Nacional seguiremos haciendo eco a esta denuncia y seguiremos luchando firmemente contra este régimen que ha desangrado al país y al pueblo de Venezuela”, añadió Rafael Veloz.

Con información de nota de prensa| Ariana Revollo