Widgets Magazine

Tras horas de trabajo, la policía de MiamiDade, confirmó que al menos seis personas fallecieron, una de ellas en el hospital, y advirtieron que existe “la triple posibilidad de que bajo el hormigón aún haya más autos“.

El puente en construcción de 950 toneladas, daba acceso a peatones al campus de la Universidad Internacional de Florida (FIU), una de las más importantes del estado. Los equipos de emergencia trabajan con urgencia en el operativo de rescate.

Su colapso fue súbito y el tráfico sobre ese punto de la avenida estaba detenido con el semáforo en rojo, por lo que la pesada infraestructura de hormigón se vino encima de coches que no estaban en movimiento.

Los rescatistas siguen trabajando con la esperanza de encontrar a alguna persona con vida bajo la mole de hormigón derruida. “Ese cruce era muy peligroso y ya habíamos tenido a varías personas atropelladas. El puente se hizo para evitar eso y ahora tenemos una tragedia todavía peor”, decía Mercedes, una vecina de Sweetwater que prefirió no dar su apellido.

Con información de El País/DP