Widgets Magazine

Al menos 23 personas murieron, en su mayoría combatientes de una facción islámica, por la explosión de una bomba en un cuartel en el sur de Siria, cerca de un paso fronterizo con Jordania, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La explosión se produjo en un cuartel de la facción Ejército del Islam cerca de la localidad fronteriza de Naseeb Has, en la provincia de Deraa.

 

Con información de EFE.