Widgets Magazine

Israel lanzó este sábado sus ataques aéreos más intensos contra las fuerzas iraníes en Siria después de interceptar un supuesto avión no tripulado iraní y denunciar el inusual derribo de uno de sus aviones de combate F-16.

Los incidentes marcan los enfrentamientos más serios en Siria entre Israel y las milicias iraníes, que luchan en apoyo del presidente Bashar al-Assad en una guerra civil que ya se prolonga por casi siete años.

La creciente influencia de Irán en la guerra civil siria -que incluye despliegues de fuerzas respaldadas por Irán cerca de los Altos del Golán, una zona ocupada por Israel- ha generado alarma en los israelíes, que había amenazado con actuar contra cualquier amenaza de Teherán, su archienemigo regional.

Si bien Israel y Siria dijeron el sábado que no buscaban profundizar sus conflictos, el primer ministro Benjamin Netanyahu acudió a las oficinas centrales militares del país en Tel Aviv para analizar la situación y la alianza pro Assad prometió una respuesta contundente a cualquier “acción terrorista” israelí.


Información de Reuters