Widgets Magazine

El banco de inversión, Goldman Sachs, adquirió bonos de PDVSA por el orden de 2 mil 800 billones de dólares, que estaban en manos del Banco Central, como parte de una estrategia del Gobierno venezolano para contar con fondos en medio de la crisis.

La información, publicada por el Wall Street Journal, indicó que la semana pasada este banco de inversión pagó cerca de 865 millones de dólares por bono de PDVSA 2014.

Esta transacción representa un descuento del 31 por ciento sobre los valores negociables venezolanos con vencimiento en 2014.

Según el rotativo estadounidense, un funcionario del Ministerio de Finanzas venezolano confirmó la transacción, pero al parecer, la compra no fue directa entre Goldman Sachs y Venezuela, sino a través de un corredor desconocido.

Con información de RU/DP