Widgets Magazine

El gobierno colombiano envió 2.000 policías y militares de refuerzo a la zona fronteriza con Venezuela, en la que enfrentamientos entre dos grupos armados han provocado el desplazamiento de miles de habitantes.  

De acuerdo con estas fuentes, el continente se suma a las 6.000 tropas presentes en la zona del Catatumbo, ubicada en el departamento de Norte de Santander, en el noreste del país.

“La parte de seguridad, que sabemos que está afectada por esa confrontación entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y ese grupo que se denomina ‘Los Pelusos’, es parte del origen del problema, y eso lo vamos a confrontar con toda la contundencia”, había informado el sábado el presidente Juan Manuel Santos, al anunciar el “despliegue de fuerza pública”, sin dar más detalles.

Desde el 14 de marzo, los Pelusos, reducto de la exguerilla del Ejército Popular de Liberación (EPL), han impuesto un paro armado para presionar el fin de los enfrentamientos que sostienen con el grupo rebelde ELN por el control de narcocultivos en la zona del Catatumbo.

Con información de La Patilla