Widgets Magazine

La Corte Suprema de Justicia de Rusia prohibió al grupo religioso Testigos de Jehová y ordenó que sus propiedades sean confiscadas.

“La Corte Suprema falló a favor de la demanda del Ministerio de Justicia y calificar al Centro Administrativo de los Testigos en Jehová en Rusia como una organización extremista, eliminarla y prohibir su actividad en Rusia”, dijo en un comunicado el juez Yuri Ivanenko en su decisión judicial.

Con esto, el Ministerio de Justicia puede confiscar sus bienes, especialmente los ubicados en su principal sede en la ciudad de San Petesburgo y otras 395 congregaciones en otras partes del país.

Representantes de la organización religiosa indicaron que acudirán a la Corte Europea de Derechos Humanos, la única instancia que les queda, ya que las decisiones del Supremo son inapelables debido a que se trata de la máxima instancia judicial del país.

Esa instancia judicial europea ya había emitido un fallo en 2010 donde indicaban que prohibir a esa secta religiosa en Rusia era ilegal.

Con información de Univisión/DP