Widgets Magazine

El diseñador del tobogán acuático más alto del mundo ha sido detenido después de que un niño muriese decapitado en agosto de 2016.

La víctima, que tenía 10 años, se lanzó por esta atracción que supera los 100 km/h en el descenso. La atracción, que se llama Verrückt y significa «loco» en alemán, tiene unas dimensiones de 51 metros de altura, el equivalente a 17 pisos y está ubicado en el parque Schlitterbahn de Kansas City, en EEUU.


Con información de ABC