Widgets Magazine

El director de Cecodap, Oscar Misle, sostuvo que el niño de 11 años de la comunidad indígena wayuu (oeste del país) que fue maniatado por presuntos Guardias Nacionales, es “un caso atroz y de tortura”.

“Cuando se violenta a un niño en esas condiciones queda mucho que desear en nuestro país en relación a la protección y el cumplimiento de la Convención Internacional de los Derechos del Niño y de la legislación venezolana”, resaltó Misle.

El experto en derechos infantiles explicó que la infancia está siendo la víctima de las represiones en el país y que “la agresión ya no tiene medida ni toma en consideración la edad”.  


Con información de NTN24