Widgets Magazine

Estados Unidos espera que la reunión de cancilleres sobre Venezuela que se celebra hoy en Cancún (México) se logre un “cómodo punto medio” entre las posturas de dos bloques de países miembros de la OEA, lo que apunta a una declaración posiblemente más suave que la promovida inicialmente por Washington.

“Esperamos tener el consenso necesario para aprobar una declaración, que va a expresar nuestras preocupaciones colectivas y va a llamar a todas las partes a desistir de la violencia”, dijo el representante interino de EE.UU. ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Kevin Sullivan, en una conferencia telefónica.

Si no se llega a un consenso, Estados Unidos confía en que el proceso de consulta entre los cancilleres se mantenga activo, mediante la suspensión de la reunión con el objetivo de retomarla más adelante, como ya ocurrió el pasado 31 de mayo.

Con información de EFE

KAGV