Widgets Magazine

El exdictador de Panamá Manuel Noriega se sometió este martes a una cirugía para extirparle un tumor cerebral benigno.

Noriega, de 83 años, está pagando una condena de 20 años por violaciones a los derechos humanos. En enero de 2017 las autoridades judiciales aceptaron otorgarle un arresto domiciliario por esta cirugía.

Eduardo Reyes, médico de cabecera de Noriega,  informó que la cirugía finalizó y que el paciente está estable.

Noriega, se convirtió en el hombre fuerte de Panamá en los ochenta, tras la muerte de Ómar Torrijos en un accidente aéreo en 1981. Para 1983 controlaba tanto las fuerzas armadas como el gobierno civil panameño.

En 1988 Noriega fue acusado en Estados Unidos por cargos de lavado de dinero y narcotráfico. Fue acusado de tener vínculos con el cartel de Medellín del capo colombiano Pablo Escobar y obtener una fortuna multimillonaria por esa relación.

Con información de CNN.

AVG