Widgets Magazine

El expresidente de Perú, Alan García, pidió no ser incluido en la “pandilla” de exmandatarios vinculados al caso de corrupción de la constructora brasileña, Odebrecht.

García acudió este jueves a una citación de la Fiscalía para responder, como testigo, sobre el proceso de concesión del Gasoducto Sur Peruano que ganó Odebrecht en 2014 durante el Gobierno de Humala.

De igual forma, Alan García aludió también al actual mandatario Pedro Pablo Kuczynski y el primer ministro Fernando Zavala, que formaron parte del gabinete de Toledo cuando se presume que negoció una coima de 20 millones de dólares con la empresa brasileña Odebrecht para la construcción de la carretera Interoceánica.

Con información de Rafael Urdaneta/DP