Widgets Magazine

Un gigantesco árbol de Navidad -al que un rayo le cortó la punta hace unos años- llegó desde Polonia a la Plaza de San Pedro, donde fue erigido como uno de los adornos principales por las fiestas de fin de año.

El árbol de 21 metros de alto fue levantado el jueves, 23 de noviembre, con una grúa. Será decorado y las luces que le pondrán serán encendidas el 7 de diciembre con una ceremonia.

El árbol fue traído de la región Mazury, en el norte de Polonia, conocida por sus lagos. Tiene unos 60 años de edad.

Tras salir de Polonia en un camión, llegó a Roma en 12 días y de allí siguió rumbo a la Plaza de San Pedro, adonde llegan cantidades de turistas y peregrinos durante la Navidad.

15

 16

Con información de El Universal