Widgets Magazine

Hace 11 millones de años aproximadamente, cuando el actual desierto de Urumaco, en el estado Falcón, era una zona pantanosa con intrusiones de agua marina, vivieron dos perezosos inadvertidos por la ciencia y cuyo descubrimiento ayudará a descifrar el posible origen de estos mamíferos más allá de Sudamérica, de donde son endémicos.

Los especímenes fueron identificados como dos nuevos géneros y especies: Urumacocnus urbanii, encontrado al noreste del pueblo de Urumaco; y Pattersonocnus diazgameroi, ubicado al este del cerro El Chiguaje.

El rasgo más novedoso de ambos animales extintos, pertenecientes a la familia Megalonychidae y habitantes de la Tierra durante el Mioceno Tardío, es su vínculo ancestral con parientes encontrados fuera de sus límites, como es el caso de los perezosos de Norteamérica y las Antillas.

Por otra parte, de acuerdo con la investigación, durante el Neógeno (entre 23 y 5 millones de años atrás) los perezosos de dispersaron a Norteamérica.

Finalmente, los restos fósiles usados para este trabajo, recuperados de la Formación Urumaco del estado Falcón, reposan en el Museo de Ciencias Naturales de Caracas, custodio de una de las colecciones de fósiles de Urumaco más grande del país.

Con información de nota de prensa

AMZM