Widgets Magazine

El Parlamento iraní ha aprobado por unanimidad un proyecto de ley que contiene un plan de contramedidas para hacer frente a las sanciones de Estados Unidos, como también,  un refuerzo de 500 millones de dólares para el programa defensivo militar del país.

En  sesión, los diputados ratificaron el proyecto con 240 votos a favor y una abstención, según la página oficial del Parlamento iraní.

El 50 % de los citados 500 millones de dólares será destinado a las Fuerzas Armadas para expandir el programa de misiles, el motivo por el que Washington ha sancionado a Teherán.

La otra mitad será repartido entre los Ministerios de Defensa, Inteligencia y Exteriores, con el objetivo de impulsar la capacidad defensiva y contra posibles ataques nucleares, así como para salvaguardar la estabilidad regional.

Asimismo, para proteger a los Guardianes de la Revolución, blanco de sanciones por parte de EEUU, y luchar contra el terrorismo, el texto asigna 250 millones de dólares a la Fuerza Al Quds de este cuerpo de elite.

En este sentido, En cuanto a las medidas contra Washington, Irán no otorgará visados a ciertos individuos y entidades, cuyas cuentas y propiedades en Irán -poco probables- serán bloqueadas o confiscadas.

Los posibles sancionados son aquellos que han colaborado mediante el apoyo armamentístico, de inteligencia, político, financiero o mediático con los grupos yihadistas Estado Islámico (EI) y Frente Al Nusra (el actual Frente de la Conquista del Levante).

 

 

Con información de Globovisión.