Widgets Magazine

Japón pasa a octavos de final solo por haber recibido menos tarjetas amarillas que Senegal en los tres partidos, y se ubica de segundo en el grupo H con cuatro puntos.

La selección japonesa perdió contra Polonia, por un remate de cabeza de Jan Bednarek, y los Samurais Azules aguardaron unos minutos el resultado de Samara, donde Colombia le iba ganando a Senegal 1-0.

Pese a la necesidad de lograr un punto para asegurar los octavos de final, el técnico de Japón dejó en el banquillo a Inui y Harebe, por el riesgo de que una amarilla los impidiese jugar fuera de la siguiente ronda, y modificó su equipo con cuatro cambios.

Expuesto a que otro gol le dejase fuera, Japón vivió con angustia hasta el pitido final, mientras Polonia aseguraba una victoria que maquilla en algo su pésimo torneo y Lewandowski abandonaba el campo otra vez contrariado, sin estrenarse en un Mundial.

#Rusia2018

Con información de ESPN| Ariana Revollo