Widgets Magazine

El manager José Moreno asumió las riendas del Cardenales de Lara durante la segunda fecha del minicampamento que se desarrolla en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez. El dirigente llegó anoche a Barquisimeto y no desperdició tiempo para comandar el grupo que trabaja desde ayer los fundamentos de béisbol.

Moreno se mostró optimista en relación al equipo que le tocará dirigir desde el próximo 10 de octubre cuando los larenses reciban en su parque a los Tigres de Aragua.

“Llegó contento y entusiasmado por la oportunidad que he recibido. Vengo a dar lo mejor de mí pero sobre todo a buscar ese título que se nos escapó la zafra anterior. Conozco el equipo desde hace mucho tiempo ya que fui jugador y coach. Conversé con los muchachos y la misión es ganar”, dijo Moreno.

El oriundo del estado Falcón indicó que no tiene fórmulas mágicas para lograr el objetivo y que solo conoce el trabajo para alcanzarlo.

“Garantizamos que haremos el mejor esfuerzo para tratar de ganar. Todos los equipos de la liga son fuertes y están en estos momentos trabajando como nosotros. La diferencia estará en el terreno de juego. La diferencia entre quienes avancen o se queden en el camino será el esfuerzo que cada uno despliegue en los juegos. A eso apuntamos. A tener un equipo preparado para las batallas”, explicó el estratega del Everett en la clase A media de Seattle.

Sobre su estilo de juego dejó claro que no es de esperar que los grandes batazos le salven los compromisos.

“Me gusta los equipos que se mueven en las bases. No soy de esperar un batazo para ganar. Si llega, bienvenido. Pero hay que hacer la mayor cantidad de carreras y se deben propiciar. El grupo de técnicos que me acompañarán deben tener el equipo listo en cada una de sus áreas”.

Moreno confía en el aporte que pueden brindar los jóvenes y mencionó estar en conocimiento de algunos de los importados que traerán los pájaros rojos.

Con información de Nota de Prensa

NGG