Widgets Magazine

La estadounidense Kellogg dijo el martes que cesó sus operaciones en Venezuela e indicó a que esta medida fue tomada por el deterioro de la situación económica y social, de acuerdo a un comunicado.

La salida de la compañía fabricante de alimentos tomó por sorpresa a los trabajadores y un grupo de ellos permanecía en las puertas de su unidad local a unos 100 kilómetros de la capital sin poder ingresar en la jornada a las instalaciones, dijeron fuentes del sector industrial en la región.

La empresa, una de las pocas que seguía produciendo cajas de cereales en el país, dijo que la decisión es definitiva.

 “El deterioro de la situación económica y social en el país ha obligado a que la compañía detenga sus operaciones y salga”, apuntó la empresa estadounidense en su comunicado, sin precisar el número de empleados que quedaron cesantes.

“La distribución de los productos de Kellogg en Venezuela ha sido suspendida (…) a partir de ahora ningún producto Kellogg podrá ser comercializado en el país sin autorización expresa”, agregó la compañía.

A través de las redes sociales dicen que al menos 500 trabajadores quedarán sin empleo.


Con información de Reuters