Widgets Magazine

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rechazó el acuerdo entre Alemania y Rusia para la construcción de un gasoducto.

A su llegada a la cumbre de la OTAN en Bélgica, Trump aseguró que Alemania está controlada por Rusia y que este pacto energético es inapropiado por la inversión germana que, a su juicio, podría servir para incrementar los gastos de defensa y aminorar la inversión de Washington en la OTAN.

Por su parte, la canciller alemana Ángela Merkel, rechazó las declaraciones de Trump y reiteró que su nación es libre e independiente para tomar decisiones sin influencias ajenas sobre su política.

 

Con información de: El Carabobeño/RU