Widgets Magazine

La canciller alemana, Angela Merkel, manifestó su alegría por la victoria del centrista y pro europeo Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas, pero rechazó la opción de modificar el Pacto Europeo de Estabilidad y Crecimiento.

Merkel ve “un futuro seguro y de éxito” para las relaciones entre Alemania y Francia, al ser Macron un ferviente promotor del mantenimiento de la nación gala dentro de la Unión Europea.

Sin embargo, la líder germana no ve con buenos ojos la modificación de las condiciones económicas establecidas para los miembros de la UE, por lo que desestimó las declaraciones de su propio ministro de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, de abandonar “la ortodoxia fiscal”.

“Francia debe tomar sus decisiones”, declaró la Canciller de Alemania en rueda de prensa, al ser cuestionada sobre la moción de modificar el Pacto Europeo de Estabilidad y Crecimiento, para luego agregar que el bloque económico ha sido muy flexible con Francia en este contexto.

Angela Merkel destacó la importancia de las relaciones franco-alemanas para el relanzamiento de la Unión Europea, ante la amenaza de grupos nacionalistas de separarse del bloque, hecho materializado en el Reino Unido con el “Brexit” y que estuvo a punto de cobrar fuerza en los Países Bajos y Francia.


Con información de Globovisión