Widgets Magazine

El cantante venezolano Miguel Ignacio Mendoza, conocido como Nacho, rechazó en sus redes sociales el plagio de su famosa canción “Bailame” que fue utilizada para promocionar una campaña política.  

En Instagram recalcó que en ningún momento autorizó poder modificar su sencillo para realizar propaganda, “no utilicen la música que hago para poner a bailar a la gente, en la política”, dijo.

Aún se desconoce al político que utilizó el sencillo  para su propio beneficio en la campaña.


Con información de El Nacional