Widgets Magazine

El poder judicial peruano dictó este viernes, 9 meses de prisión preventiva para el conductor de un tráiler que chocó con un autobús, arrojándolo a un abismo y que provocó la muerte de 52 personas el pasado martes.

A Christian Quillahuamán se le imputan el delito de homicidio culposo, al ser considerado por la fiscalía de la nación sudamericana  como presunto responsable del accidente ocurrido en el serpentín de Pasamayo, al norte de Lima.

Cabe destacar que las autoridades peruanas inicialmente establecieron que tanto el conductor del autobús siniestrado como Quillahuamán compartían parte de la responsabilidad de la colisión, pues ambos conducían fuera de los límites permitidos de velocidad.




Alberto Domínguez