Widgets Magazine

El abogado venezolano especialista en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales, Mariano de Alba, considera que los medios interpretaron de otra forma las declaraciones de ACNUR del pasado fin de semana, “no fue culpa de la organización“.

En entrevista a FM Center con Diana Carolina Ruiz, Mariano de Alba, considera que ACNUR realiza una labor “loable” al recordar a los distintos países de la comunidad internacional que hay una crisis de migración venezolana “muy grave” y qeu debe ser atentida.

“Según las obligaciones internacionales, pues hay que buscar regularizar el estatus legal de estos venezolanos que están llegando a los distintos países de América Latina y eso no tiene que ser necesariamente con refugiados”, dijo.

Recordó que existen otras alternativas como los permisos temporales de permanencia y la visa laboral. “También está el derecho de solicitar asilo. Yo pienso al final que el documento de ACNUR es un recordatorio a los Estados a que se aboquen a resolver este tema de la migración venezolana de forma integral“.

Países de América Latina estarían empezando a considerar sancionar a funcionarios del Gobierno venezolano

Mariano de Alba indicó que en la región existe una expectativa ante los venideros comicios presidenciales, y de llegar a dicho escenario, diversos países de la región estarían empezando a considerar tomar acciones.

“Los países de América Latina están empezando a considerar sancionar a funcionarios del Gobierno venezolano, cosa que no se ha hecho hasta ahora. Europa ya ha dicho que va a aumentar las sanciones a funcionarios venezolanos, y por ejemplo, Estados Unidos está evaluando tomar medidas específicas relacionadas con el sector petrolero venezolano”, adelantó.

Asimismo, se mostró en desacuerdo en esperar a después de las elecciones presidenciales para implementar esas medidas. “Yo pienso que todo indica que lo que va a pasar en esa elección ya es irreversible y si es importante que la presión le haga entender al Gobierno que pueden seguir actuando con impunidad en Venezuela, pero eso va a taner una serie de consecuencias concretas que traten de obligar al Gobierno a revertir su conducta, o al menos, tener una verdadera voluntad para llegar a un acuerdo”.

Finalmente, Mariano de Alba, aclaró que la ONU no podrá enviar un equipo de observación para las elecciones presidenciales, pues esa decisión la toman otros órganos diferentes como la Asamblea General y Consejo de Seguridad.

DP