Widgets Magazine

Durante su discurso en Chile, el papa Francisco manifestó su “dolor” y “vergüenza” por los abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica.

Francisco se refirió a otros aspectos contra la cultura y aseguró que “hay que luchar contra toda supremacía. Hay que tener muy en cuenta a los migrantes, jóvenes, niños y ancianos”, pues a su juicio son fundamentales.

La presidenta Michelle Bachelet lo recibió a su llegada al aeropuerto de Santiago de Chile este lunes. Para ella, que está a punto de abandonar el poder, el viaje papal es un espaldarazo de imagen definitivo que puede servir para recuperar su imagen.

En su primer recorrido por Santiago nada más aterrizar, la última parte en Papamóvil, Francisco y su séquito vieron unas calles con fieles entusiastas y muy alegres, en su mayoría adolescentes de los colegios católicos, pero no hubo aglomeraciones. El Papa saludó y se acercó a un grupo de fieles frente a la nunciatura antes de entrar a descansar tras un viaje muy largo, el mayor vuelo directo que tiene Alitalia, según recordó a los periodistas.

Con información de El País/DP