Widgets Magazine

El independentista Joaquim Torra, nombrado esta semana “president” de Cataluña, incluyó en su Gobierno a políticos que están en prisión preventiva y a otros que se encuentran fuera de España para evitar ser detenidos por el proceso separatista. Con este gesto, el jefe del Ejecutivo regional lanza un nuevo desafío a Madrid, que rechaza que los independentistas presos y huidos sean nombrados consejeros (ministros regionales).


Con información de  DW/RF