Widgets Magazine

Ciudadanos detenidos en una cárcel ubicada en la costa de Argentina en Puerto Madryn introdujeron un documento en el que exigieron a las autoridades el derecho indispensable de los internos a tener televisión para así poder disfrutar del Mundial de Fútbol Rusia 2018.

Basado en una ley argentina que permite a los presos denunciar y exigir derechos, los reos introdujeron un hábeas corpus en el que indicaron “respetuosamente”, dice el escrito, “que arreglen el cable de audiovisión”.

Los privados de libertad aseguraron que de no solventarse la situación, no recibirán la ración correspondiente alimentaria que se les es entregada al mediodía y noche.

 

Sin embargo, la jueza penal, Patricia Asaro declaró sin lugar la solicitud.

Con información de: BBC.  / Maricruz Bastardo.