Widgets Magazine

El destituido presidente catalán, el independentista Carles Puigdemont, afirmó que para él “sigue siendo posible” un encaje de Cataluña dentro de España.

“Estoy dispuesto y siempre he estado dispuesto a aceptar la realidad de otra relación con España”, declaró, precisando que existen soluciones políticas que no sean la independencia de la región.

“Sigo estando a favor de un acuerdo”, insistió Puigdemont, que acusa al Partido Popular del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de haber dado alas al secesionismo, al impugnar la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña, aprobado por los Parlamentos catalán y español en 2006. Dicho estatuto fue parcialmente anulado por el Tribunal Constitucional cuatro años más tarde.

El Gobierno central disolvió también la cámara catalana, de mayoría independentista, y convocó elecciones regionales para el 21 de diciembre, a las que el líder independentista quiere presentarse pese a ser objeto de una orden de arresto de la justicia española por “rebelión”.

Puigdemont puntualiza, no obstante, que quiere ser el candidato de una lista unitaria de los partidos independentistas, lo que de momento no se perfila.


Con información de AFP

 

 

Artículos Relacionados