Widgets Magazine

Rusia califica de “histeria” las nuevas acusaciones de Washington sobre su presunta injerencia en los procesos electorales en Estados Unidos, mientras expertos rusos advierten del daño a la economía que pueden causar las demoledoras sanciones que prepara el Senado estadounidense.

“La histeria sobre la imaginaria interferencia rusa en las elecciones de EEUU, que dura ya dos años, no solo está minando las relaciones bilaterales, sino también ridiculiza todo el sistema político de Estados Unidos”, aseguró la portavoz de Exteriores, María Zajárova, en rueda de prensa.


Con información de EFE/RF