Widgets Magazine

 

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo este viernes que quisiera ver una transición pacífica y la restitución de la democracia en Venezuela así como la realización de elecciones libres, abiertas y verosímiles.

Sus declaraciones durante una visita a Ciudad de México, donde se reunió con sus pares de Canadá y México, suavizaron el planteamiento que hizo el día previo sobre la posibilidad de que militares venezolanos decidan derrocar al presidente Nicolás Maduro.

El Gobierno venezolano fustigó a Tillerson calificando sus palabras como “deplorables”, “indignantes” e “infames” y denunciando que en su gira por algunos países latinoamericanos lo que busca es persuadir a las autoridades para una intervención en Venezuela.

Poco después del enojo hecho público en Caracas por el ministro de la Defensa de Venezuela, Tillerson fue consultado al respecto en México y evitó hablar de su planteamiento previo. Más bien aseguró que si Maduro cumple ciertas condiciones podría, incluso, permanecer en el poder.


Información de Reuters