Widgets Magazine

El dirigente nacional de Voluntad Popular, Yon Goicoechea, en compañía del también dirigente y presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, diputado Francisco Sucre, denunció la ilegitimidad y la inconstitucionalidad del nuevo préstamo de China a la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) anunciado por el gobierno de Nicolás Maduro.

“El ministro de Economía y Finanzas Simón Zerpa anunció que China prestará 5.000 millones de dólares a Venezuela, de los cuales 250 millones serán entregados al Ejecutivo y los 4.750 millones restantes serán, supuestamente, para el aumento de la producción petrolera, presumimos que a criterio del Gobierno chino. Esto significa que China decidiría dónde y cómo va a invertir para aumentar esta producción y así garantizar un nivel que le permita a Venezuela pagar la deuda que tiene con su país”, aseguró el diputado Goicoechea.

El diputado alertó a China sobre las posibles consecuencias de hacer negocios con la dictadura a espaldas de los millones de venezolanos que padecen del hambre y la miseria impuestas por Maduro.

“Estamos ante un contrato en el cual una potencia pone el dinero en una actividad productiva de su preferencia. China otorga el préstamo, decide en qué lo invierte, dirige el proyecto y va a cobrar el beneficio que este produzca. Es abiertamente inconstitucional esta modalidad. Estas normas estipulan que los contratos de interés público nacional, máximo tratándose de una suma tan cuantiosa.”, dijo el dirigente.

Para el diputado Francisco Sucre, es inadmisible que la industria petrolera venezolana, posicionada como la número dos del mundo en el año 1998, hoy esté produciendo 1 millón 300 mil barriles diarios (con una disminución del 60% en 20 años) y su deuda haya aumentado exponencialmente en 1.600%.

“La deuda de PDVSA que en 1998 estaba en 5.000 millones, está ahora en los 90 mil millones de dólares. Para aumentar la producción a 3.5 millones de barriles que teníamos en 1998, requeriría actualmente una inversión de más de 100 mil millones de dólares y no estos escuálidos 5.000 millones de dólares”, expresó el diputado Francisco Sucre.

Por su parte, este último indicó que la medida hace imperante la necesidad de una reforma energética integral, porque Venezuela posee unas reservas de petróleo importantes, que requieren de una gran inversión y transformar eso en la solución de nuestra economía.

Con información de Nota de Prensa/ MG